Un comentario en “teete-orozco

  1. Cuando tu roca fuerte es llamada al reencuentro con Dios, tus días de pronto se desestabilizan. No hay aviso alguno que te prepare para una separación física de aquel al que tú aprendiste a amar desde el mismo instante en que, por primera vez, te arropó entre sus brazos con el amor de un padre sabio y tierno. Amoroso y humilde en su trato. Esa voz que siempre supo dar un consejo acertado, y aceptó con orgullo el crecimiento y madurez de su niña, convertida en una luminosa mujer.
    Tía Tete, me acaban de dar tan triste noticia y, aun entendiendo que es ley de vida, he pedido a Dios que tu fortaleza hoy más que siempre te acompañe.
    He buscado está foto al lado tuyo que me encanta. Esta es la tía generosa, linda y fuerte que siempre tengo en mente. Que tus recuerdos enriquezcan tu duelo, porque a un padre como el tuyo, se le agradece infinitamente su existencia y su legado.
    Sabes que te quiero más, más que al límite y que si no te abrazo de cerquitas, si te abrazo con el corazón

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s