Día del padre

Estándar

Dia del padre 11

Hoy se celebra el día del padre en España, la tierra de mi papá. Yo tengo la fortuna de alegrarme todos los días por la dicha de tenerte en mi vida y celebrarlo, calvo.

Lo mejor y más perfecto que he hecho en mis 30 años es haberte elegido y adoptado como papá.

Se que podría sonar como esos CDS que le robo a mi Ellie de su carro y luego se los rayo sin querer, y suena la misma parte de la canción una y otra vez. Pues así yo. Ya te lo he dicho muchas veces, y te lo seguiré diciendo, que hay tipos sanguíneos que ni para transfusión sirven. No llevo ni media gota de la tuya, pero tengo parte de tu corazón que le has obsequiado a mi vida. Y por ello eres de lo mejor que me sucede.

Gracias papá por enseñarme con tanta paciencia mucho de lo que ahora sé.

¿Recuerdas aquella tarde del 2001 en Cici’s pizza, cuando mi Ellie corrió al carro, desesperada porque no sabía cómo lograr que yo me limpiara bien mis manos al comer? Y tú, con tus ojos abiertos, la viste correr y solo me dijiste acercándote a mí: Vamos a ver, Aletio, hoy vas a aprender a usar bien la servilleta y a limpiarte bien tus manos. Ya verás qué alegría le vas a dar a tu madre. Y, lo mejor, lo bien que te vas a sentir tú al saber que lo lograste.

Dedo a dedo me mostraste cómo hacerlo, y sí papá, me alegré más que al límite al sentir que lo había logrado gracias a tu paciencia y ayuda.

Han sido muchos años los que me has ayudado y has estado conmigo apoyándome, aún en la distancia. ¡Cuantos proyectos hicimos juntos! Tú, desde Sierra leona, África, leyendo la novela que me tocaba para después compartir resumen y corregirme la gramática para enviarme todo vía internet.

Me sonrío al recordar cómo la mamá temblaba cada vez que le decía ya se va a acercar el tiempo de mi proyecto. Pero tú, como siempre papá, llegando al rescate.

Juntos ganamos el concurso de deletreo en el 2000 y fue así porque tú me preparaste y me enseñaste en dónde se acentuaba cada palabra. Y mientras nadie esperaba que yo pudiera ganar, tú tuviste fe en mí y me preparaste con toda tu paciencia para que hiciera un buen trabajo.

Se que has sido como un padre para cientos de niños y jóvenes, y sé que, al igual que yo, agradecen infinitamente a Dios, el que te haya enviado a su vida. Eres, junto con mi Ellie, mi orgullo.

Te amo con todas las fuerzas de mi corazón, más más más más que al límite. Felicidades por ser el mejor papá que mi razonamiento profundo pudo elegir.

Tu hijo, Aletio Garayoa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s