Raíces de felicidad

Estándar

Raices

Mi Ellie dice que todas las familias tienen su historia. Y que en esa historia, ni todo es demasiado gris, ni todo es azul brillante.

Lo valioso de la familia es tu capacidad de amarla siempre, no importando qué o por qué.

Dios, para cada uno de nosotros trazó, delineó y creó la historia perfecta. Uno va decidiendo en el camino si conserva y protege la perfección.

Yo tengo la fortuna, el honor y el privilegio de haber compartido los primeros 7 años de mi vida con mi madre y mis Titos:  Lilia y Francisco Muro.

Mi Tita fue mi segunda y tierna madre. Mujer de corazón inflado, de nobleza, de bondad y humildad. La sonrisa y la risa hermosa de mi Ellie es herencia de mi Tita.

La voz al cantar más desentonada, lograba con su canto calmar mi ansiedad y mi llanto. Sus brazos eran el refugio siempre anhelado. Mientras fui bebe, ella fue la única persona que pudo arrullarme en sus brazos. Nadie, ni siquiera mi madre, pudo cargarme.

Tita siempre tenía las palabras exactas en los tiempos difíciles de la adolescencia.

Con tan solo escuchar su voz al otro lado del teléfono diciéndome mi Prietito consentido, todo lo transformaba.

Para mí era la mejor chef. Sus guisos eran los mejores, porque al cocinar cantaba y estaba alegre. Dejaba todo su amor en cada platillo.

Era también la mejor artista, porque su paciencia al enseñar era infinita. Y siempre con amor y respeto a cada uno de sus alumnos. Eso para mí la hizo una gran artista. El arte de amar era lo suyo.

Créanme cuando les digo que, desde que se fue, no hay un solo día que no la recuerde y la extrañe. Gracias Tita por todo el amor que continúas dándome. Te amo con todo mi ser más, más, MÁS QUE AL LÍMITE.

Mi Tito Francisco, wowwww… No ha existido ser más paciente, tolerante, consentidor y amoroso que él (vaya que papá lo es y mucho). Fue mi padre hasta que conocí a papá.

Tito jugaba conmigo, armaba rompecabezas, me subía en sus hombros, me dejaba colaborar en sus planos, y una vez hasta ganamos un concurso de la construcción de un fraccionamiento porque, en un descuido de él, yo hice mis primeros garabatos importantes. Mientras, mi mamá, al darse cuenta, se medio-infartaba, Tito solo escribía en la parte de abajo del plano donde yo había plasmado mis rayones: ¡Con la colaboración de mi nieto!

En casa siempre había helado de limón de la Trevi que compartíamos después de las clases de mi Tita. Invierno y verano eran así: los cuatro sentados en el porche disfrutando nuestro helado.

En las noches de luna llena, a mi Tito no le importó jamás quedarse conmigo hasta ya tarde, mientras yo disfrutaba enamorado viendo la luna.

Todos los días al acostarme mi Ellie, Tita y mi Tito, los tres uno a uno, me daban su bendición.

Con mi Tita era con la que rezaba, y ella pacientemente esperaba a que yo terminara de pedirle a Dios por mi larga lista: por Teléfonos de México, por Banco Vital, por Pizzas del Rey, etc, etc ☺

Tito era el que con gusto me llevaba a mis terapias al Instituto José David. Apenas me abría la puerta del carro, yo me le escapaba al parque corriendo, cruzando la calle. Él ya caminaba lento porque estaba enfermito.

Hubo una temporada en que todos los días quería comer pizza. Mi Tito iba y me la compraba, sabiendo que se metería en problemas con la Ellie.

 –¡Papá, por favor, que el niño no puede estar comiendo pizza todos los días, no es saludable! 

Que no le va a pasar nada, además ni que no tuviera abuelo. Si mi niño quiere pizza, pizza tendrá, para que sea una cosa más por la que me recuerde.

 A mamá no le quedaba otra que dejar la alegadera. Jajaja, mi Tito, si vieras cuánto te pienso y te recuerdo por eso y por un millón de cosas más. Pero, sobre todo, por todo el amor que me diste siempre.

Gracias, Dios, por mi madre y mis Titos.

Gracias, Ellie, por permitirme vivir mi infancia al lado tuyo y de mis Titos, porque eso me ayudó a ser la persona feliz que yo soy.

dia-del-abuelo_007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s