Momentos

Estándar

autoestima-1

Vacuna contra la influenza, resfrío, asma y bronquitis en ese orden. Cuatro semanas en las que toda clase de sentimientos tocaron mi mente, mi alma y mi piel.

El corazón, por momentos, aceleraba su ritmo. Otras veces creía que no latía.

En luz y sombra siempre estuvo ahí, seguramente agotada, asustada… Y jamás claudicó.

Te, infusiones, vaporizaciones, humidificador, caldos, sopas, antibióticos, lectura, besos, rezos, lágrimas, consejos, caricias, FE y FORTALEZA… Todo esto ha sido y es mi madre cuando estoy vulnerable. La respuesta de parte mía iba acompañada con descarga eléctrica, dejando huella. Esa huella tangible que solo el amor de una madre soporta.

En la distancia solo de millas, de martes a sábado, papá animando. Domingo y lunes no vale el cansancio cuando el hijo y la madre más que nunca lo necesitan.

Prudencia, paciencia, sabiduría y humildad para ponerse en tus zapatos y saber acompañarte en esos lapsos de frustración, de enojo y desesperación.

¡Y quien necesita que el tipo sanguíneo coincida cuando los corazones engranan!

Suelo ser despistado y bobo. También infantil, ingenuo y obsesivo. Pero en mis flashes de lucidez comprendo que no solo voy cumpliendo años, sino que también voy madurando. Y en este tren en el que voy, nunca viajo solo, porque ellos siempre me acompañan.

Por ello, por todo y por su amor, Dios yo te doy las gracias.

Futbol clay y alex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s