Amor sin fronteras: solidaridad

Estándar

SolidaridadYa casi hasta ni me sorprenden las publicaciones o comentarios provocativos, irresponsables, e hirientes, que con tanta facilidad se comparten por las redes sociales.
Sí, en cambio, me entristece y me preocupa lo que esas personas que los hacen sienten y cargan en su corazón.
Convertí en hábito el ir al perfil del que publica el comentario, buscando su rostro. Y, cuando lo encuentro, solo un pensamiento nace en mi mente:
¡Que triste que a esa edad cargue tanto resentimiento!

En ciertas ocasiones, algunos de los que me siguen me dicen que les gusta la manera en la que escribo, y me animan a continuar. A mi madre también se lo dicen y, cuando me alejo un tiempo de este medio, expresan que me extrañan.

Me tomó un par de años, incluso creo que del todo no lo termino de comprender, el por qué les gusta lo que comparto. Yo lo que comprendo es que son mis sentimientos los que a través de estas líneas les comparto. Esta es mi herramienta, la que Dios me presta para poder contarles lo que estoy sintiendo, lo que pienso, lo que me gustaría que fuera.

Entiendo y acepto, pero no me rindo, que por el momento es como mejor puedo comunicarme sin desesperar a nadie. Pero tengo conciencia plena de que con mis líneas puedo acariciar un corazón sensible, o lastimar un alma maltratada. Que un par de palabras pueden reanimar, o pueden dar el tiro de gracia.

Con toda humildad les digo que yo no escribo bonito, yo procuro sentir padre, ver la parte hermosa de la vida. No es que crea en un mundo de caramelo, y que todo el tiempo estoy flotando en esa nube esponjada color de rosa. ¡Qué va, si alguno ha tocado fondo he sido yo!

Pero sé que, sí se desea, cada día podría vivirse con paz.

Yo siento bonito no porque tenga autismo, o porque sea un ángel sin alas. Yo siento bonito, porque en su vientre me cobijó una mujer que tendría cientos de excusas para guardar resentimientos y actuar de forma mala. Pero en ella solo el amor cabe, y lo comparte. Se podría decir que mamé amor.

Si les parece, podríamos ponerlo de esta forma: Yo siento bonito, por eso escribo así.

Gracias, Dios, por la madre que me elegiste, y gracias a ti, mi Ellie, por sembrar en mi corazón ese amor que desea respetarlo todo.

A todos aquellos que les preocupa no ver a los curas, obispos, cardenales, monjas o pastores sirviendo y ayudando les digo que es seguramente porque ellos no necesitan de los reflectores, las cámaras y las luces.

Porque, cada uno desde su trinchera y con su esencia, da lo que guarda su corazón.

A mi cura favorito, a ti papá, gracias por el amor responsable que tienes para toda mi gente: la comunidad Mexicoamericana, esa por la que procuras día a día velar.

Me siento muy orgulloso de ti y de mi Ellie, y de Guapo igual.

Marqueting

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s