La indiferencia mata

Estándar

indiferencia-de-la-gente-buena-martin-luther-king

Papa, yo como tú y mi Ellie, y millones en el mundo entero, estoy triste. Es dolor de muchas cosas. Me he desahogado un mínimo de lo que mi alma siente ahora. Pero mi mente en estos momentos abarca mucho. Si consideras que no es el momento, o no es apropiado, no lo publiques, para mi estará correcto lo que tú decidas. Yo solo busqué una fuga inmediata, o un desahogo…, pero sé que el sabio pensamiento y sentimiento de la abuela Upe, hoy más que nunca es cierto: Esto también pasara.

Hoy mi mente y corazón se sienten agotados. Acompaño, y me acompaño, en un mismo dolor. No he logrado controlar la tristeza, la incertidumbre y el miedo. Me duele mi gente, mis raíces, mi madre, mi padre, y el mundo entero… Me atemoriza tanta indiferencia, ingratitud, intolerancia y  falta de respeto a toda vida. Desconozco de política. Solo sé del corazón y de los sentimientos.

¿Quién era mejor o quién el peor? ¿Quiénes son los responsables y quiénes los culpables? Eso está de más siquiera cuestionárnoslo. El mundo se supone es de todos, ¿entonces? Responsables deberíamos de ser todos.

¿Que hay que pensar en el futuro? Y cómo, si ni siquiera sabemos convivir en el presente.
Tenemos el valor de emitir juicios duros, sin darnos a la tarea de saber razones y causas.
En tiempo del mundial de fútbol, todos somos el experto y mejor técnico directivo, el defensa estrella, y el portero Superman del mundo. Alrededor nuestro, solo una bola de ineptos, según nuestro criterio.

El día de las elecciones, el que no se siente el más conocedor en la materia, se cree el mejor humorista del mundo, sin tomar en cuenta el daño moral que con un meme o ilustración le hacen a un ser que, desde hace años, no duerme bien porque tiene el temor de ser deportado y separado de su familia. Y el que le hacen también a todos aquellos que tienen toda una vida luchando por servir de manera desinteresada a los más desprotegidos, y hoy sienten que toda su labor ha sido pisoteada, y los hacen sentir tambalearse en su fe.

Podríamos, entre mil de cosas, reflexionar qué es lo que sale de nuestra boca, de nuestro puño y teclado y, sobretodo, de nuestro corazón. El ingenio del ser humano, debe ser usado para crear, alegrar y rescatar, no para destruir, minimizar  y atacar. Me entristecen y me indignan todos esos memes de burla y desconsideración a los que hoy se sienten caídos y desamparados.

Sr. Donald Trump, hoy más que nunca le pido a Dios para que encuentre serenidad y logre la paz consigo mismo, y pueda compartirla al mundo entero.

Ni republicanos, ni demócratas o independientes, aquí, todos, lo único que somos es seres humanos.

indiferencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s