Cuando el alma duele…

Estándar

39438849-tree-print-hands-and-hearts-icon-vector-image-stock-vector-tree-compassion-volunteer

En ocasiones, la ignorancia y fanatismo hacia un tema pueden convertir al ser humano en alguien difícil de comprender y de desear no tenerlo cercano a ti.

En mi vida me topé en dos ocasiones con una persona así. En su momento logró lastimarme, sobre todo a mi alma. Pero  no solo el tiempo, si tú lo deseas, lo sana todo, también la comprensión y el amor de tus padres.
A la edad de 6 años mi madre me explicó que a ella a sus 14 años le habían descubierto que tenía bocio. Le quemaron la glándula tiroidea con yodo radioactivo y que, a partir de ese momento, tendría que tomar un medicamento de por vida. Que aprendió a vivir con ello y decidió que no importara cual fuera  su condición, nada ni nadie la podría hacer verse, o sentirse indefensa. No importaba cómo otros la quisieran ver, ella se esforzaría para sentirse cada día mejor. Que ella como todos era especial y que era lindo serlo.

Después de contarme esto, me explicó claramente sobre mi condición con el autismo:

No habrá reto por el cual juntos no luchemos. Si tú te lo propones nadie te va a poder frenar. Será a tu ritmo y a tus formas, pero puedes ser imparable. Lo único que te ruego es que seas lo más feliz posible. Eres grande mi pequeño hijo, eres especial, y eres tan amado…

Tengo 27 años de vida recibiendo todo su amor. Con desvelos, idas a los hospitales, lecturas de cuentos, historietas inventadas por ella, regaños, dos nalgadas, soplando velas de pasteles, tiempo de películas, días de Halloween, concursos de deletreo, entrevistas con la prensa o canal de noticias, suspensión de privilegios, de nuevo regaños, días de menos paciencia, desacuerdos, discusiones, proyectos de escuela…. Jamás terminaría, porque son 27 años teniendo mucha Madre.

El principio de búsqueda al camino de más felicidad  es la aceptación y amor hacia uno mismo. Lo aprendí desde que tengo conciencia, porque mi Ellie se encargó de que así fuera.  Siempre ha  procurado que estemos  rodeados  de corazones inflados alejándonos siempre de esas vidas grises que intentan quitarle el azul brillante a nuestros días.

Muchos padres buscan que la educación de sus hijos sea aquella que ellos consideran la mejor. En el jardín de niños, en colegio privado, en clases de ballet o de karate, los están preparando para un futuro próspero.

Ellie, te doy las gracias por darme la oportunidad  de vivir el día a día más feliz de mi vida. Porque solo existe el presente. Sobretodo, gracias por enseñarme a amarme a mí mismo, porque así he podido, cuando me han lastimado, cambiar el dolor por amor.

Te amo más, más, más, que al límite!

El mejor deseo que los padres pueden tener es que sus hijos sean felices lo más que se pueda. Y enseñarlos a que busquen ese camino será su mayor éxito.

lzhbg2k

5 comentarios en “Cuando el alma duele…

  1. Margarita GOnzalez

    Me encanta leerte 💙💙💙. Creo q el deseo de Ellie de q seas feliz , ha sido cumplido porq tu demuestras lo feliz q eres y lo que disfrutas la vida cada día. Te quiero

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s